¿Qué significa el color rosa en la psicología?

La psicología ha demostrado ser una ciencia capaz de analizar cada detalle, y crear argumentos realmente interesantes, sin duda, la percepción de los colores no es la excepción, pues las diversas tonalidades son capaces de producir estímulos y generar diferentes sensaciones, por ello, a continuación te contamos un poco más sobre el significado del color rosa en la psicología.

Históricamente, el color rosa ha sido ampliamente asociado a nivel cultural y social con la feminidad y la sensibilidad, por ello en parte se le relaciona con las niñas, pero además es icono en múltiples causas, por ejemplo, la concientización y lucha contra el cáncer de mamas.

Así mismo, se suele relacionar con la amabilidad e incluso con la buena educación, siendo algunas de sus asociaciones más extendidas el positivismo y la esperanza, lo que ha derivado en curiosas expresiones culturales como, “todo es color de rosa”, a fines de referirse al lado positivo y bueno de las cosas.

La concepción social del rosa

Las concepciones asociadas al color iniciaron durante el siglo XVIII y XIX, lo cual surgió gracias a las distinciones realizadas por la iglesia y la nobleza, donde se empezaron a vestir los niños con prendas y adornos rosados, como elemento diferenciador de los adultos.

Posteriormente, el color fue trasladado al género femenino, asociado mayormente a las clases sociales altas e incluso a las conductas malcriadas, concepción que se vio fomentada por la imagen comercial de diferentes marcas, en especial Barbie, lo cual influyó mayormente en las generaciones jóvenes.

Influencia cultural

La percepción de los colores, puede estar asociada a múltiples elementos e incluso a influencias culturales, ya que en ciertas civilizaciones se le ha denotado una significado mayor, por ejemplo, en la región oriental el color blanco se asocia con la muerte, sin embargo, en el occidente el color más utilizado para representar el luto es el negro.

De igual forma, algunos autores sostienen que el exceso de color rosado también podría tener una repercusión negativa, ya que gracias a las connotaciones de esta tonalidad, puede que el individuo distorsione la realidad, y cree constantes fantasías.

¿Rechazo o inclinación?

Lo que un color genere en una persona va a responder a múltiples factores, pero en términos generales la mayoría de personas asocia el rosa con suavidad, positivismo, amabilidad, y dulzura, sin embargo, esto también depende del color con el que se combine.

Por ejemplo, al mostrar rosa y blanco la asociación suele inclinarse por ternura e inocencia, pero, al unirse con el negro la asociación se va por el lado de la seducción. Así mismo, es común que algunas personas relacionen el color con cursilería, lo que suelen generar sentimientos de rechazo.

Por otra parte, el rosa también ha estado relacionado a ciertos estereotipos de género, mayormente asociados con la feminidad y delicadeza de una dama, lo que a su vez le ha otorgado un importante papel en la educación binaria de género, representado a través del rosa para niñas, y el celeste para niños. No obstante, el color rosa es generalmente apreciado por las personas, y utilizado tanto en la indumentaria femenina como masculina.